ESP

Beneficios del aceite de oliva en la dieta celiaca

21 marzo, 2024

La celiaquía, causada por la intolerancia al gluten, es cada vez más común en la sociedad española. De hecho, hoy día, afecta a aproximadamente el 1% de la población, de acuerdo con la Federación de Asociaciones de Celíacos de España. En estos casos, la única solución es seguir una dieta sin gluten para evitar los daños intestinales y síntomas asociados a esta enfermedad autoinmune. Ahora bien, al limitar los productos a los aptos para celiacos, corremos el riesgo de no llevar una alimentación equilibrada. De ahí la importancia de introducir ingredientes beneficiosos, como el aceite de oliva, en la dieta celiaca. ¿Por qué? ¿Qué aporta el zumo de aceituna a un menú gluten-free?

¿Qué beneficios tiene el aceite de oliva para la salud?

Como bien sabes, el aceite de oliva es una de las joyas gastronómicas más preciadas. No sólo por su sabor, sino también por las propiedades que tiene para el cuidado de la salud. Al ser rico en ácidos grasos monoinsaturados (las llamadas grasas buenas) y antioxidantes, promueve la salud cardiovascular, reduce la inflamación, contribuye al bienestar digestivo, mejora la piel, previene el envejecimiento celular prematuro y protege contra enfermedades crónicas. Además, su consumo regular se asocia con la reducción del riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas y ciertos tipos de cáncer. En definitiva, es un aliado para cualquier persona hasta el punto de que la ingesta de aceite de oliva en lugar de otras grasas reduce la mortalidad entre un 8 y un 34%, según una investigación de la Escuela de Salud Pública de Harvard.

¿Cómo puede el aceite de oliva mejorar la dieta celiaca?

Ahora bien, la importancia del aceite de oliva en la dieta celiaca va más allá. Por un lado, aunque existen numerosos productos libres de gluten, la recomendación nutricional para los celiacos es consumir los denominados alimentos naturales o genéricos, que no son otros que los que son gluten-free por naturaleza. Y el aceite de oliva, efectivamente, es uno de ellos. De este modo, puedes incluir el oro líquido en tu menú diario sin riesgo a sufrir una exposición accidental al gluten, como que podría ocurrir con otros alimentos procesados que podrían contener trazas de esta proteína.

También hay que destacar la versatilidad y palatabilidad del aceite de oliva. Es un producto que se puede usar prácticamente en cualquier elaboración, tanto en crudo, como cocinado, aportando sabor y untuosidad a las recetas. Sin duda, es otro beneficio del aceite de oliva en la dieta celiaca, ya que podrás preparar comidas sabrosas y nutritivas.

¿El aceite de oliva puede ayudar a aliviar síntomas de la celiaquía?

Pero, además, el aceite de oliva puede ayudar a aliviar los síntomas de la celiaquía de las siguientes maneras:

  • Propiedades antiinflamatorias. El aceite de oliva contiene compuestos con propiedades antiinflamatorias, lo que te ayudará a reducir la inflamación asociada con la celiaquía y mejorar los síntomas digestivos.
  • Aporte de fibra. El gluten se encuentra principalmente en los cereales (trigo, cebada, centeno, espelta…) y derivados, por lo que, al suprimirlos de tu dieta, también vas a ver reducida la ingesta de fibra. Así, incorporando otras fuentes ricas en fibra, como el aceite de oliva, en la dieta celiaca evitarás problemas de tránsito intestinal.
  • Protección intestinal. Por otro lado, los estudios evidencian que el consumo regular de aceite de oliva virgen extra puede proteger la mucosa intestinal y reducir el daño inflamatorio en personas con enfermedades intestinales, como la celiaquía.
  • Control del colesterol: El aceite de oliva virgen extra, rico en ácidos grasos monoinsaturados, actúa también regulando los niveles de colesterol LDL, que pueden verse afectados en personas con celiaquía debido a la inflamación intestinal.
  • Absorción de nutrientes. Otro de los beneficios del aceite de oliva en la dieta celiaca es que el llamado oro líquido también potencia la absorción de nutrientes, un factor altamente importante para dietas restrictivas.

¿Qué tipos de aceite de oliva son mejores para los celiacos?

¿Y qué aceite de oliva consumir? ¿Son todos igual de aconsejables para los celiacos? Para que el impacto de este producto sea óptimo, lo recomendable es optar por aceite de oliva virgen extra o, al menos, virgen. Son las modalidades más puras de zumo de aceituna; se obtienen mediante métodos mecánicos y no se someten a procesos de refinamiento, por lo que las propiedades saludables y la seguridad alimenticia está garantizada.

En cambio, aunque el aceite de oliva no contiene gluten per se, en los aceites de oliva refinados cabe la posibilidad de que durante el proceso de refinamiento se cause contaminación cruzada con gluten. Por eso, en caso de elegir esta modalidad, debes estar atento a las etiquetas y verificar que es apto el consumo de ese aceite de oliva en la dieta celiaca.

¿Buscas una apuesta segura? En Coosur te ofrecemos una amplia gama de aceites de oliva donde prima el sabor y la calidad de siempre. Son productos con garantía de origen que cumplen con los más altos estándares. Solo tienes que escoger el que más te guste e incorporar el aceite de oliva en una dieta celiaca, una rica y nutritiva.

Autor

Coosur

Comentarios 2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este TRUCO

Artículos relacionados

CERRAR

intensidad
intensidad
Periodo de cosecha
Acidez libre
Densidad
Nivel de peróxidos
Capacidad antioxidante
Intensidad de color
Frutado
Nivel de equilibrio
Aceite virgen extra Arbequina
Aceite virgen extra, Aceite virgen extra hojiblanca, Aceite virgen extra ecológico.
Aceite virgen extra picual, Aceite virgen extra Cornicabra, Aceite virgen extra sin filtrar.
Septiembre – Diciembre: Recolección temprana, durante el primer tercio de campaña. La oliva se recoge al comenzar la campaña, cuando la aceituna tiene un color muy verdoso. Resulta un aceite muy brillante, con unos olores y sabores pronunciados.
Diciembre – Febrero: Recolección en temporada media, en la segunda mitad de campaña. El fruto del olivo se recoge cuando comienza a oscurecerse sin llegar a estar maduro, dando lugar a un aceite equilibrado de color dorado verdoso.
Septiembre – Diciembre: Recolección en temporada media, en la primera mitad de la campaña. La oliva se recoge en la primera mitad de la campaña, cuando tiene un color verde, resultando un aceite frutado y verdoso.
Menor de 0,35º: La cantidad de ácidos grasos es media por lo que su calidad natural es alta. El aceite proviene de aceitunas sanas. Todo esto hace que sus cualidades permanezcan inalteradas.
Menor de 0,30º: La cantidad de ácidos grasos es baja por lo que su calidad natural es alta. El aceite no ha sufrido oxidación en su elaboración y sus cualidades gustativas permanecerán inalteradas.
Menor de 0,25º: La cantidad de ácidos grasos es muy baja por lo que su calidad natural es muy alta. El aceite no ha sufrido en su elaboración y sus cualidades permanecen inalteradas.
La textura del aceite es fluida, la menor cantidad de carotenos y de clarofila natural nos aporta un aceite fluido al paladar.
La fluidez del aceite es intermedia, con una tonalidad algo más verde que aporta una mayor consistencia al aceite.
El aceite es más consistente en lo que a textura se refiere, su tonalidad verde y el elevado contenido en antioxidantes aportan esta textura.
El aceite es estable: el oxigeno no hará que evolucionen sustancias que pudieran mermar la calidad y los valores nutricionales.
El aceite es muy estable: no evolucionarán sustancias que pudieran mermar la calidad y los valores nutricionales.
El aceite es muy estable: no evolucionarán sustancias que pudieran mermar la calidad y los valores nutricionales.
El aceite tiene resistencia a oxidarse, por lo que no se estropeará facilmente.
El aceite tiene buena resistencia a degradarse, y por tanto conservará mejor sus cualidades y valores nutricionales durante su fecha de consumo.
El aceite tiene muy buena resistencia ante la oxidación, y por tanto conservará mejor sus cualidades y valores nutricionales sin enranciarse, durante toda su vida útil.
Dorado, con tonos verdosos claros.
Dorado verdoso con tonos verdes oscuros.
Verde más oscuro, con tonos dorados.
La sensación olfativa es alta y recuerda a fruta fresca, higuera, tomateras, madera fresca o hierba recién cortada.
La sensación olfativa es alta y recuerda a fruta fresca, manzana, aguacate, tomate y a frutos secos.
La sensación olfativa es muy alta y le recuerda a fruta madura manzana, higos, madera fresca, tomate y a frutos secos.
Equilibrio levemente descompensado hacia el frutado, menos amargo y picante de lo normal.
Perfecto equilibrio entre frutado, amargo y picante.
Equilibrio descompasado hacia una mayor robustez

intensidad

Variedad

Aceite virgen extra Arbequina
Aceite virgen extra, Aceite virgen extra hojiblanca, Aceite virgen extra ecológico.
Aceite virgen extra picual, Aceite virgen extra Cornicabra, Aceite virgen extra sin filtrar.

Periodo de cosecha

Septiembre – Diciembre: Recolección temprana, durante el primer tercio de campaña. La oliva se recoge al comenzar la campaña, cuando la aceituna tiene un color muy verdoso. Resulta un aceite muy brillante, con unos olores y sabores pronunciados.
Diciembre – Febrero: Recolección en temporada media, en la segunda mitad de campaña. El fruto del olivo se recoge cuando comienza a oscurecerse sin llegar a estar maduro, dando lugar a un aceite equilibrado de color dorado verdoso.
Septiembre – Diciembre: Recolección en temporada media, en la primera mitad de la campaña. La oliva se recoge en la primera mitad de la campaña, cuando tiene un color verde, resultando un aceite frutado y verdoso.

Acidez libre

Menor de 0,35º: La cantidad de ácidos grasos es media por lo que su calidad natural es alta. El aceite proviene de aceitunas sanas. Todo esto hace que sus cualidades permanezcan inalteradas.
Menor de 0,30º: La cantidad de ácidos grasos es baja por lo que su calidad natural es alta. El aceite no ha sufrido oxidación en su elaboración y sus cualidades gustativas permanecerán inalteradas.
Menor de 0,25º: La cantidad de ácidos grasos es muy baja por lo que su calidad natural es muy alta. El aceite no ha sufrido en su elaboración y sus cualidades permanecen inalteradas.

Densidad

La textura del aceite es fluida, la menor cantidad de carotenos y de clarofila natural nos aporta un aceite fluido al paladar.
La fluidez del aceite es intermedia, con una tonalidad algo más verde que aporta una mayor consistencia al aceite.
El aceite es más consistente en lo que a textura se refiere, su tonalidad verde y el elevado contenido en antioxidantes aportan esta textura.

Nivel de peróxidos

El aceite es estable: el oxigeno no hará que evolucionen sustancias que pudieran mermar la calidad y los valores nutricionales.
El aceite es muy estable: no evolucionarán sustancias que pudieran mermar la calidad y los valores nutricionales.
El aceite es muy estable: no evolucionarán sustancias que pudieran mermar la calidad y los valores nutricionales.

Capacidad antioxidante

El aceite tiene resistencia a oxidarse, por lo que no se estropeará facilmente.
El aceite tiene buena resistencia a degradarse, y por tanto conservará mejor sus cualidades y valores nutricionales durante su fecha de consumo.
El aceite tiene muy buena resistencia ante la oxidación, y por tanto conservará mejor sus cualidades y valores nutricionales sin enranciarse, durante toda su vida útil.

Frutado

La sensación olfativa es alta y recuerda a fruta fresca, higuera, tomateras, madera fresca o hierba recién cortada.
La sensación olfativa es alta y recuerda a fruta fresca, manzana, aguacate, tomate y a frutos secos.
La sensación olfativa es muy alta y le recuerda a fruta madura manzana, higos, madera fresca, tomate y a frutos secos.

Intensidad de color

Dorado, con tonos verdosos claros.
Dorado verdoso con tonos verdes oscuros.
Verde más oscuro, con tonos dorados.

Nivel de equilibrio

Equilibrio levemente descompensado hacia el frutado, menos amargo y picante de lo normal.
Perfecto equilibrio entre frutado, amargo y picante.
Equilibrio descompasado hacia una mayor robustez
intensidad
intensidad
Periodo de cosecha
Acidez libre
Densidad
Nivel de peróxidos
Capacidad antioxidante
Intensidad de color
Frutado
Nivel de equilibrio
Aceite virgen extra Arbequina
Aceite virgen extra, Aceite virgen extra hojiblanca, Aceite virgen extra ecológico.
Aceite virgen extra picual, Aceite virgen extra Cornicabra, Aceite virgen extra sin filtrar.
Septiembre – Diciembre: Recolección temprana, durante el primer tercio de campaña. La oliva se recoge al comenzar la campaña, cuando la aceituna tiene un color muy verdoso. Resulta un aceite muy brillante, con unos olores y sabores pronunciados.
Diciembre – Febrero: Recolección en temporada media, en la segunda mitad de campaña. El fruto del olivo se recoge cuando comienza a oscurecerse sin llegar a estar maduro, dando lugar a un aceite equilibrado de color dorado verdoso.
Septiembre – Diciembre: Recolección en temporada media, en la primera mitad de la campaña. La oliva se recoge en la primera mitad de la campaña, cuando tiene un color verde, resultando un aceite frutado y verdoso.
Menor de 0,35º: La cantidad de ácidos grasos es media por lo que su calidad natural es alta. El aceite proviene de aceitunas sanas. Todo esto hace que sus cualidades permanezcan inalteradas.
Menor de 0,30º: La cantidad de ácidos grasos es baja por lo que su calidad natural es alta. El aceite no ha sufrido oxidación en su elaboración y sus cualidades gustativas permanecerán inalteradas.
Menor de 0,25º: La cantidad de ácidos grasos es muy baja por lo que su calidad natural es muy alta. El aceite no ha sufrido en su elaboración y sus cualidades permanecen inalteradas.
La textura del aceite es fluida, la menor cantidad de carotenos y de clarofila natural nos aporta un aceite fluido al paladar.
La fluidez del aceite es intermedia, con una tonalidad algo más verde que aporta una mayor consistencia al aceite.
El aceite es más consistente en lo que a textura se refiere, su tonalidad verde y el elevado contenido en antioxidantes aportan esta textura.
El aceite es estable: el oxigeno no hará que evolucionen sustancias que pudieran mermar la calidad y los valores nutricionales.
El aceite es muy estable: no evolucionarán sustancias que pudieran mermar la calidad y los valores nutricionales.
El aceite es muy estable: no evolucionarán sustancias que pudieran mermar la calidad y los valores nutricionales.
El aceite tiene resistencia a oxidarse, por lo que no se estropeará facilmente.
El aceite tiene buena resistencia a degradarse, y por tanto conservará mejor sus cualidades y valores nutricionales durante su fecha de consumo.
El aceite tiene muy buena resistencia ante la oxidación, y por tanto conservará mejor sus cualidades y valores nutricionales sin enranciarse, durante toda su vida útil.
Dorado, con tonos verdosos claros.
Dorado verdoso con tonos verdes oscuros.
Verde más oscuro, con tonos dorados.
La sensación olfativa es alta y recuerda a fruta fresca, higuera, tomateras, madera fresca o hierba recién cortada.
La sensación olfativa es alta y recuerda a fruta fresca, manzana, aguacate, tomate y a frutos secos.
La sensación olfativa es muy alta y le recuerda a fruta madura manzana, higos, madera fresca, tomate y a frutos secos.
Equilibrio levemente descompensado hacia el frutado, menos amargo y picante de lo normal.
Perfecto equilibrio entre frutado, amargo y picante.
Equilibrio descompasado hacia una mayor robustez