Pollo a la parmesana

  • DEscripción

    Más allá de pizzas y pasta la cocina italiana tiene platos tan ricos como este pollo a la parmesana en el que el protagonista no es la carne, sino el rey de todos sus quesos, el parmesano que lo llena de sabor.

  • Ingredientes

    Ingredientes para 3 comensales


    3 pechugas de pollo
    1,5 tazas de pan rallado grueso
    1 taza de queso parmesano rallado
    1/2 taza de harina común
    1,5 cucharaditas de ajo en polvo
    Sal
    Pimienta negra molida
    2 huevos
    1 cucharada sopera de agua
    3/4 de taza de mozzarella
    1 cucharada de albahaca fresca picada
    Aceite de oliva suave

    Para la salsa de tomate:
    800 grs de tomate triturado
    4 dientes de ajo
    Pimienta de cayena al gusto
    1 cucharada de tomate concentrado
    Aceite de oliva virgen extra Picual
    Sal al gusto
    Pimienta negra molida al gusto
    1 cucharadita de azúcar
    1 cucharada de albahaca fresca picada

  • Elaboración

    1. Comenzamos por hacer la salsa de tomate, para lo que ponemos el aceite de oliva virgen extra Picual en una cazuela y cuando esté caliente echamos los dientes de ajo picados en trozos muy pequeños junto con la cayena picadita para que se frían.
    2. En el momento en el que el ajo empiece a cambiar de color, echamos el tomate concentrado y lo doramos durante 3 a 4 minutos.
    3. Entonces, añadimos los tomates triturados junto con la sal, la pimienta negra molida y la cucharadita de azúcar para contrarrestar la acidez natural del tomate.
    4. Lo dejamos que se cocine durante unos 20 minutos, dando vueltas de vez en cuando para evitar que se pegue al fondo. Pasado ese tiempo, lo apartamos del fuego y añadimos la albahaca fresca picada.
    5. Precalentamos el horno a una temperatura de 220°.
    6. Por otro lado, batimos los dos huevos con un poquito de sal.
    7. En un cuenco aparte juntamos el pan rallado con ¾ de taza de queso parmesano rallado, una pica de sal, el ajo en polvo y pimienta negra molida. Mezclamos bien.
    8. A continuación, ponemos una sartén al fuego con abundante aceite de oliva suave y mientras se calienta, pasamos las pechugas de pollo partidas a la mitad primero por harina, luego por huevo batido y finalmente por la mezcla de pan rallado y parmesano asegurándonos de que quedan bien cubiertas.
    9. Cuando el aceite esté bien caliente, freímos las pechugas de pollo hasta que tengan un bonito color dorado por ambas caras. Según se vayan haciendo, las vamos sacando a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
    10. Llegados a este punto, ponemos sobre el fondo de una fuente para horno un poco de salsa de tomate.
    11. Colocamos encima las pechugas de pollo rebozadas y las cubrimos con una cantidad generosa de salsa de tomate.
    12. Espolvoreamos por encima el queso mozzarella rallado y el parmesano que nos había sobrado.
    13. Por último, llevamos la fuente con las pechugas de pollo a la parmesana al horno y las dejamos que se cocinen durante más o menos 20 minutos o hasta que veamos que el queso está totalmente derretido.
    14. Lo sacamos del horno, espolvoreamos por encima un poco de albahaca fresca picada y lo podemos servir acompañado con un plato de pasta.

  • Características

    Comensales: para 3
    Tiempo de elaboración: 35 minutos


SABOR Y SALUD EN TU BANDEJA,
noticias, promociones y consejos

Gracias al boletín mensual de Coosur, podrás recibir en tu propio correo electrónico
toda la actualidad de nuestros productos, consejos de salud, trucos, recetas y promociones exclusivas.
¡Únete a los maestros aceiteros de Coosur!