Pechuga de pollo rellena a la mostaza

  • DEscripción

    Para una ocasión especial o para celebrar el día a día, la pechuga de pollo rellena a la mostaza es un plato que siempre resulta ser la opción adecuada. Es una receta con la que disfrutas desde el momento en el que empiezas a prepararla, porque ya entonces intuyes que va a ser exquisita.

  • Ingredientes

    Ingredientes para 2 comensales

    2 pechugas de pollo

    Para el relleno:
    200 grs de espinacas congeladas
    ½ cebolla
    100 grs de queso rallado
    Aceite de oliva virgen extra
    Pimienta negra molida al gusto
    Sal al gusto

    Para el glaseado:
    2 dientes de ajo
    ½ cebolla
    Mostaza de Dijon en grano
    Miel
    Pimienta negra molida al gusto
    Sal al gusto
    Aceite de oliva virgen extra

  • Elaboración

    1. Encendemos el horno a una temperatura de 180º.
    2. Abrimos las pechugas de pollo como si fuera un libro y salpimentamos.
    3. Ponemos una olla con agua y un poco de sal y cocemos las espinacas durante 5 minutos. Las escurrimos intentando quitarles todo el agua que puedan tener y reservamos.
    4. Echamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén al fuego y pochamos la cebolla muy picada. En cuanto se ponga transparente, echamos las espinacas, un poco de sal y pimienta negra molida y las rehogamos mientras les damos vueltas. Cuando se evapore todo el líquido que suelten las espinacas, las retiramos del fuego y ponemos en un cuenco. Dejamos que se enfríen.
    5. Por otro lado, nos ponemos a hacer el glaseado. Colocamos una sartén al fuego y echamos un poco de aceite de oliva virgen extra. Según se calienta, vamos picando la cebolla y los dientes de ajo en trozos muy pequeños.
    6. Pochamos el ajo y la cebolla a fuego bajo. En cuanto empiecen a cambiar de color, añadimos la miel y la mostaza con un poco de sal y pimienta negra. Le damos a todo unas vueltas para que se mezcle y lo cocinamos durante unos minutos hasta que veamos que se empieza a reducir el glaseado. Retiramos del fuego y reservamos.
    7. Cuando las espinacas estén frías, echamos el queso rallado en el cuenco y mezclamos bien.
    8. Repartimos el relleno entre las dos pechugas de pollo y las cerramos enrollándolas sobre sí mismas. Para asegurarnos de que no pierden la forma de rollo mientras se cocinan en el horno, atamos los bordes con unos palillos de madera.
    9. Las colocamos sobre una fuente de horno y las regamos con la mitad del glaseado de mostaza.
    10. Introducimos las pechugas de pollo rellenas a la mostaza en el horno y dejamos que se cocinen durante 15 minutos. Tras ese tiempo, damos la vuelta a las pechugas rellenas y las cubrimos con el resto del glaseado. Cocinamos durante otros 20 minutos.
    11. Sacamos las pechugas de pollo rellenas a la mostaza del horno, les quitamos los palillos y las cortamos en rodajas para servirlas acompañadas de ensalada.

  • Características

    Comensales: para 2
    Tiempo de elaboración: 60 minutos


SABOR Y SALUD EN TU BANDEJA,
noticias, promociones y consejos

Gracias al boletín mensual de Coosur, podrás recibir en tu propio correo electrónico
toda la actualidad de nuestros productos, consejos de salud, trucos, recetas y promociones exclusivas.
¡Únete a los maestros aceiteros de Coosur!