Spanakopita o pastel griego de espinacas y queso feta

  • DEscripción

    El verano tarda en llegar y solo podemos pensar en vacaciones. Atados a casa y al trabajo, la mejor manera de evadirnos es a través de la cocina, comiendo platos que nos lleven a esos añorados lugares. Un trozo del spanakopita o pastel griego de espinacas y queso feta te traslada hasta el mismísimo Partenón o a alguna playa griega paradisíaca.

  • Ingredientes

    Ingredientes para 6 comensales

    250 grs de pasta filo 
    Aceite de oliva virgen extra Cornicabra 

    Para el relleno: 
    450 grs de espinacas 
    300 grs de queso feta 
    Eneldo al gusto 
    1 puerro 
    1 cebolla 
    2 huevos 
    Sal al gusto 
    Pimienta negra molida al gusto 

  • Elaboración

    1. Ponemos a calentar unas 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Cornicabra en una cazuela grande y, cuando esté caliente, salteamos la cebolla y el puerro picados en trozos muy pequeños hasta que estén translúcidos, para lo que tardarán entre 2 a 3 minutos. 
    2. Entonces, añadimos las espinacas y las salteamos durante unos 8 o 10 minutos, hasta que las hojas se hayan pochado y el líquido se haya consumido.
    3. Retiramos la sartén del fuego y dejamos que se enfríen un poco las verduras antes de picarlas finamente y colocarlas en un cuenco grande.
    4. Encendemos el horno a una temperatura de 190º para que se vaya calentando.
    5. Preparamos un molde engrasándolo con un poco de aceite de oliva.
    6. Picamos el eneldo, desmigamos el queso feta y se lo añadimos a las espinacas. Lo condimentamos con un poco de pimienta negra molida y sal, teniendo cuidado con esta última ya que el queso feta tiende a ser bastante salado. Batimos los huevos y los añadimos al cuenco. Le damos unas vueltas para que se integren perfectamente todos los ingredientes y formen una mezcla homogénea. Reservamos.
    7. Retiramos las láminas de masa filo del envase y las cubrimos con un paño, teniendo cuidado en que cada vez que retiremos una lámina el resto siga tapadas para que no se sequen.
    8. Cogemos una lámina de masa y la ponemos sobre el molde cubriendo fondo y paredes, dejando que los bordes cuelguen por los laterales. La untamos con aceite de oliva de forma generosa y colocamos otra lámina de masa filo encima. Repetimos esta operación hasta gastar la mitad de las láminas de pasta filo.
    9. Entonces, echamos el relleno de espinacas y queso feta encima. Presionamos mientras lo repartimos uniformemente por toda la superficie.
    10. Cubrimos el relleno con una lámina de pasta. Untamos con aceite de oliva y cubrimos con otra lámina, repitiendo el mismo proceso que habíamos realizado para hacer la base de nuestro pastel. Cuando hayamos puesto todas las láminas de pasta filo, enrollamos hacia el interior los bordes de pasta que sobresalen del molde para sellar bien el pastel.
    11. Con un cuchillo afilado, marcamos las raciones de nuestro spanakopita con cuidado de cortar solo la capa superior de pasta filo y no llegar hasta el fondo.
    12. Lo rociamos con un poco de agua y lo llevamos a hornear durante aproximadamente 40-45 minutos o hasta que esté dorado y crujiente. 
    13. Sacamos del horno el spanakopita o pastel griego de espinacas y queso feta y lo dejamos enfriar hasta que esté a temperatura ambiente antes de servir. 

  • Características

    Comensales: para 6
    Tiempo de elaboración: 75 minutos


SABOR Y SALUD EN TU BANDEJA,
noticias, promociones y consejos

Gracias al boletín mensual de Coosur, podrás recibir en tu propio correo electrónico
toda la actualidad de nuestros productos, consejos de salud, trucos, recetas y promociones exclusivas.
¡Únete a los maestros aceiteros de Coosur!