Somos lo que comemos… y si es aceite de oliva virgen extra, mejor

Article Image

La pandemia del Covid-19 nos ha traído el confinamiento en nuestros domicilios y consigo, compras compulsivas en supermercados y grandes superficies que se alejan bastante de una cesta de la compra responsable con ingredientes básicos de nuestra dieta mediterránea. Según alertan estudios de diferentes consultoras, estos días ha tenido lugar un importante incremento en el consumo doméstico de productos precocinados, elaborados y similares.

Esto, unido a la falta de ejercicio físico y a una tendencia a comer compulsivamente en situaciones de estrés, nos trae como consecuencia riesgos en la salud de determinados rangos de población que sufren patologías crónicas.

Ante esta situación, numerosos expertos e instituciones, a las que Coosur también se une, advierten de la importancia de ahora más que nunca COMER SANO. Ya lo señala el dicho, “Somos lo que comemos” y si nos alimentamos de productos de calidad, lo que obtendremos será beneficios para nuestra salud.

El papel del aceite de oliva en la Dieta Mediterránea

Entre los alimentos imprescindibles de la Dieta Mediterránea, el aceite de oliva ocupa un papel fundamental y si es virgen extra, mejor. Rico en polifenoles y ácidos grasos monoinsaturados, el aceite de oliva contribuye a disminuir el colesterol LDL-c (conocido como colesterol malo), tiene propiedades antiflamatorias y evita el estrés oxidativo. ¿En qué se traduce esto? Pues fundamentalmente, en una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares como el infarto, el ictus o la diabetes, entre aquellas personas que lo consumen con asiduidad.

Tanto es así, que el profesor y director del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, Miguel Ángel Martínez, ha asegurado que “el estudio PREDIMED ha demostrado, más allá de cualquier duda, que seguir el patrón alimentario de la Dieta Mediterránea rico en aceite de oliva y frutos secos, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en torno a un 30%.”

Beneficios del aceite de oliva

Concretamente, la Fundación Española del Corazón recomienda la ingesta diaria de tres a seis raciones de aceite de oliva y la institución Aceite de Oliva de España destaca los beneficios del aceite como principales ámbitos de actuación sobre la salud. Aunque también señala el papel de algunos estudios que han puesto de manifiesto otras bondades de este alimento.

Cardiosaludable

El ácido oleico es un ácido graso monoinsaturado, principal componente de los aceites de oliva y responsable de mejorar los niveles de colesterol en sangre lo que sin duda, contribuye a reducir los factores de riesgos de enfermedades cardiovasculares. Así que ya sabes, sustituye en tu dieta las grasas saturadas por las insaturadas que presenta el aceite de oliva y tu corazón te lo agradecerá.

Antioxidante

Estamos muy acostumbrados a escuchar que el aceite de oliva virgen extra es rico en polifenoles. Pero, ¿sabes realmente a que contribuyen estos polifenoles? Básicamente su función es la de

proteger los lípidos en la sangre, uno de los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Pero eso no es todo, el aceite de oliva también es rico en vitamina E, un importante antioxidante natural que protege a las células frente al daño oxidativo. Reducir el daño oxidativo significa que se minimiza el daño en órganos y tejidos de nuestro cuerpo, y de ahí, que numerosos estudios avalen la reducción en el riesgo y la progresión de muchas enfermedades.

Previene la diabetes

El estudio PREDIMED, considerado como el estudio más importante sobre los efectos de la Dieta Mediterránea y el aceite de oliva virgen extra en nuestro organismo, demuestra que no todas las grasas son iguales y que las que componen el aceite de oliva son fundamentales para prevenir la diabetes. Su informe pone de manifiesto que las personas que siguen los patrones alimenticios de la Dieta Mediterránea y consumen aceite de oliva virgen extra tienen un 40% menos de posibilidades de desarrollar diabetes.

Stop a la obesidad

En este sentido, el estudio PREDIMED también es claro. Seguir las pautas de alimentación saludables de la Dieta Mediterránea y consumir aceite de oliva ayuda a las personas a mantener su peso. Esto sumado a la práctica de ejercicio físico, es el remedio ideal para poner esos kilos demás a raya.

Ya que sabes todas las propiedades del aceite de oliva, ¿no crees que estaría bien resaltar su consumo en nuestra dieta? No olvides, además, lo rico que está y que es ingrediente fundamental de los platos que definen nuestra gastronomía.

 


SABOR Y SALUD EN TU BANDEJA,
noticias, promociones y consejos

Gracias al boletín mensual de Coosur, podrás recibir en tu propio correo electrónico
toda la actualidad de nuestros productos, consejos de salud, trucos, recetas y promociones exclusivas.
¡Únete a los maestros aceiteros de Coosur!