Pollo marroquí con berenjenas y orejones

  • DEscripción

    Preparando platos de nuestro país vecino Marruecos, nos aseguramos de que nuestra cocina se llena de sabores y aromas exóticos. Uno de los más sencillos y sabrosos es el pollo marroquí con berenjenas y orejones, en el que las especias y lo dulce se combinan para dar lugar a una auténtica delicia. Y, si encima lo acompañamos con el tradicional cuscús, ¡qué más podemos pedir!

  • Ingredientes

    Ingredientes para 4 comensales

    4 traseros de pollo
    1 berenjena mediana
    1/2 cebolla
    3 o 4 dientes ajo
    500 grs de tomates
    100 grs de orejones
    1 cucharadita de canela en polvo
    1/2 cucharadita de comino en polvo
    1 cucharadita de pimienta de cayena en polvo
    1 cucharadita de pimentón dulce
    Sal
    3 cucharadas aceite de oliva virgen extra Picual
    1 cucharada de zumo de limón

    Para la guarnición:
    250 grs de cuscús
    1 l de caldo de pollo

  • Elaboración

    1. Comenzamos pelando la berenjena y picándola en trozos pequeños. La espolvoreamos de sal y la ponemos sobre papel de cocina para que pierda parte de su jugo y amargor.
    2. Por otro lado, partimos los traseros de pollo en dos y los limpiamos de piel y toda la grasa que nos sea posible.
    3. Ponemos ahora una cazuela al fuego con un chorro de aceite de oliva virgen extra Picual y con ello bien caliente echamos los trozos de pollo y los doramos por todos lados durante unos 8 minutos.
    4. Mientras se dora el pollo, cortamos la cebolla en trozos pequeños y pelamos y picamos en láminas los dientes de ajo.
    5. Lavamos los trozos de berenjena bajo el chorro de agua y eliminamos el exceso de ésta secándolos bien con papel de cocina.
    6. Cuando los trozos de pollo estén dorados los retiramos y reservamos.
    7. En ese mismo aceite, si hace falta añadiríamos un poco más, agregamos la cebolla, el ajo y las especies, lo removemos para que se mezcle y lo freímos durante un minuto, tras el cual agregaríamos el tomate pelado y picado o rallado. Se puede usar tomate triturado de lata. Lo cocinamos todo junto durante un par de minutos.
    8. Agregamos ahora la berenjena picada, removemos y cocinamos unos minutos.
    9. Pasado ese tiempo, echamos en la cazuela los trozos de pollo junto con los orejones. Le damos a todo unas vueltas, probamos de sal y cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y dejamos que se cocine durante unos diez minutos.
    10. Mientras se termina de cocinar el pollo, vamos preparando el cuscús.
    11. Colocamos el cuscús en un cuenco alto y comenzamos a hidratarlo con el caldo de pollo bien caliente. Vamos añadiendo caldo según veamos que lo va necesitando el cuscús para que de esta manera no se nos pase y quede suelto. El cuscús tardará alrededor de unos 5 minutos en hidratarse. Lo removemos con un tenedor para que no se nos apelmace.
    12. Por último, cuando la carne ya esté lista, servimos el pollo marroquí con berenjenas y orejones acompañado con el cuscús y decorado con unas hojas de albahaca fresca.

  • Características

    Comensales: para 4
    Tiempo de elaboración: 40 minutos


SABOR Y SALUD EN TU BANDEJA,
noticias, promociones y consejos

Gracias al boletín mensual de Coosur, podrás recibir en tu propio correo electrónico
toda la actualidad de nuestros productos, consejos de salud, trucos, recetas y promociones exclusivas.
¡Únete a los maestros aceiteros de Coosur!