Pastel de espinacas, ricota y parmesano

  • DEscripción

    Pocas combinaciones resultan tan sabrosas y han dado a la cocina tantos platos deliciosos como la de espinacas y queso. Entre muchos está este estupendo pastel de espinacas, ricota y parmesano en el que una deliciosa masa casera cubre un jugoso y sabroso relleno. Su fácil elaboración hace que apenas existan escusas para prepararlo, así que anímate y ya verás que no te arrepientes, convirtiéndose en el momento en que lo pruebes en uno de tus platos preferidos.

  • Ingredientes

    Ingredientes para 4 comensales

    Para la masa:
    500 grs de harina
    100 ml de aceite de oliva virgen extra Hojiblanca
    1 cucharada de sal
    200 ml de vino blanco

    Para el relleno:
    1 cebolla
    2 dientes de ajo
    350 grs de espinacas
    350 grs de queso ricota
    2 huevos
    80 grs de queso parmesano rallado
    2 cucharadas de pan rallado
    Pimienta negra molida
    Aceite de oliva suave

  • Elaboración

    1. En primer lugar, vamos a pelar los dientes de ajo y la cebolla y los picamos de forma muy fina. Ponemos una sartén al fuego con un chorro de aceite de oliva suave y, cuando esté bien caliente, pochamos la cebolla junto con los ajos a fuego bajo.
    2. Por otro lado, vamos picando las espinacas muy menudas y las echamos a la sartén cuando veamos que la cebolla está transparente. Las rehogamos durante unos minutos, tras los cuales lo retiramos del fuego y reservamos mientras se enfría.
    3. Para hacer la masa ponemos la harina junto con la sal en un cuenco y lo mezclamos bien. Hacemos un hueco en el centro y vertemos en él el aceite de oliva virgen extra Hojiblanca y el vino blanco. Lo mezclamos y con las manos comenzamos a darle forma a la masa hasta que tenga una consistencia firme y lisa. Entonces, dividimos la masa en dos, un trozo más grande que el otro, y hacemos unas bolas con ellas que envolvemos en papel film y dejamos reposar unos 5 minutos.
    4. En ese tiempo terminamos el relleno. Batimos los huevos en un cuenco junto con un poco de pimienta negra molida. Vertemos las espinacas rehogadas con la cebolla y el ajo y mezclamos. Añadimos la ricota y el queso parmesano rallado y removemos hasta conseguir una mezcla homogénea.
    5. Hecho esto, ponemos sobre una superficie lisa enharinada la bola más grande de masa y la estiramos hasta que tenga medio centímetro de grosor. Cubrimos con la masa el fondo y las paredes de un molde o una fuente.
    6. Vertemos el relleno de espinacas en la masa y lo repartimos por toda la superficie. Estiramos la otra bola de masa y cubrimos la tarta. Cerramos los bordes haciendo un pliegue y pintamos la superficie con huevo batido.
    7. Metemos el pastel de espinacas, ricota y parmesano a que se cocine al horno precalentado a una temperatura de 180º. Lo dejamos cocinar durante unos 30 minutos o hasta que veamos que la masa tiene un bonito color dorado.
    8. Por último, sacamos el pastel del horno y dejamos enfriar un poco antes de desmoldar y servir.

  • Características

    Comensales: para 4
    Tiempo de elaboración: 60 minutos


SABOR Y SALUD EN TU BANDEJA,
noticias, promociones y consejos

Gracias al boletín mensual de Coosur, podrás recibir en tu propio correo electrónico
toda la actualidad de nuestros productos, consejos de salud, trucos, recetas y promociones exclusivas.
¡Únete a los maestros aceiteros de Coosur!