Pan blanco casero

  • DEscripción

    No sabes qué tiene el olor que desprende al cocinarse ni su sabor que te hace sentir bien. Tanto que se podría decir que preparar pan blanco te reconforta. Tu casa se convierte de repente en un hogar, en un sitio donde te sientes protegido, a gusto, y no querrías estar en ningún otro lugar.

  • Ingredientes

    500 grs de harina de trigo
    10 grs de sal fina
    230 ml de agua
    25 grs de levadura fresca
    Aceite de oliva virgen extra Cornicabra

  • Elaboración

    1. Lo primero que hacemos es encender el horno con calor arriba y abajo a una temperatura de 40º y con la bandeja metálica dentro, ya que esta será la temperatura ideal para que la masa fermente de una forma rápida, acortando así sus tiempos de fermentación a casi una cuarta parte de lo que tardaría normalmente. Colocamos en la base del horno un cuenco con un poco de agua para que, cuando llevemos el pan a hornear, tenga algo de humedad en su interior y se forme en su exterior una crujiente costra dorada.
    2. A la hora de hacer la masa, ponemos a calentar en un cazo el agua hasta que esté tibia.
    3. Ponemos el agua en un cuenco amplio. Desmigamos la levadura con los dedos y se la añadimos. Lo batimos bien con un tenedor hasta que esté completamente disuelta la levadura y dejamos que repose durante unos 10 minutos para que se active.
    4. Entonces, le añadimos un poco de aceite de oliva virgen extra Cornicabra y la harina con la sal. Lo mezclamos bien hasta que tengamos una bola que se empieza a separar de las paredes del cuenco.
    5. Pasamos a una superficie lisa enharinada la mezcla y la trabajamos durante unos 5 o 10 minutos hasta que consigamos una masa que no se nos pegue a las manos y quede lisa y homogénea. Mientras amasamos y si lo vemos necesario, podemos ir añadiendo un poco más de harina hasta conseguir que la masa nos quede perfecta.
    6. Llegados a este punto, le damos a la masa la forma que deseemos, puede ser de pan, bollitos o barra, y la colocamos sobre la bandeja metálica que teníamos en el interior del horno y que hemos forrado con papel de hornear. Cubrimos la masa con un trapo de cocina limpio y la metemos en el horno caliente para que fermente durante unos 20 minutos o hasta que veamos que ha duplicado su tamaño.
    7. En este momento sacamos la masa del horno y subimos la temperatura a 200º.
    8. Pintamos la superficie de la masa con un poco de agua y, con un cuchillo, hacemos unos cortes en su superficie.
    9. Una vez que el horno ha alcanzado la temperatura de 200º, metemos la masa al horno para que se cueza durante unos 15 minutos.
    10. Pasado ese tiempo, bajamos la temperatura del horno a 180º y dejamos que se cueza el pan entre unos 30 y 35 minutos más.
    11. El pan blanco estará hecho cuando tenga un bonito color dorado y, al sacarlo del horno y darle unos golpes escuchemos un sonido como a hueco.

  • Características

    50 minutos


SABOR Y SALUD EN TU BANDEJA,
noticias, promociones y consejos

Gracias al boletín mensual de Coosur, podrás recibir en tu propio correo electrónico
toda la actualidad de nuestros productos, consejos de salud, trucos, recetas y promociones exclusivas.
¡Únete a los maestros aceiteros de Coosur!