Corzo estofado

  • DEscripción

    El corzo estofado es uno de esos platos que se hace poco a poco, consiguiendo que la carne quede jugosa y se forme una deliciosa salsa que no podrás resistirte a untar con pan. Al macerarse en vino, la carne adquiere unos aromas y matices

  • Ingredientes

    Ingredientes para 8 comensales

    1.500 grs de carne de pierna de corzo
    2 y 1/2 cebolla morada 
    3 cucharadas de tomate natural triturado

    200 ml de vino tinto
    200 ml de brandy
    1 hoja laurel
    1 ramita de romero fresco
    2 ramitas de tomillo fresco
    5 dientes de ajo
    Sal
    Pimienta negra molida
    Aceite de oliva virgen extra Picual
    Harina 
    4 patatas medianas
    1 ramita de perejil fresco

  • Elaboración

    1. El día anterior al de preparar el corzo guisado, ponemos a marinar la carne de corzo. Quitamos la telilla blanca que recubre todas las piezas de carne de corzo y las cortamos en trozos de unos 2 o 3 centímetros de lado. 
    2. Aderezamos con sal y pimienta negra molida los trozos de carne y los metemos dentro de un cuenco grande de cristal. Les añadimos 3 dientes de ajo cortados por la mitad y sin el brote verde interior, la hoja de laurel, el vino tinto y el brandy. Le damos unas vueltas para asegurarnos que toda la carne de corzo está cubierta por el marinado, lo tapamos con papel transparente y dejamos que repose en la nevera durante al menos 24 horas.
    3. A la hora de preparar el guiso, sacamos el cuenco de la nevera y escurrimos bien los trozos de carne de corzo. El líquido que ha sobrado del marinado lo colamos y lo reservarmos para usarlo después.
    4. A continuación, ponemos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra Picual en una sartén y lo calentamos a fuego medio. 
    5. Mientras se calienta, vamos rebozando la carne de corzo en harina, sacudiéndole el exceso. La doramos en tandas y la reservamos en un plato. 
    6. Seguidamente, picamos bien la cebolla y la ponemos a calentar a fuego bajo en una cazuela grande con 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Picual, el mejor para los guisos de carne, una guindilla cayena abierta y sin pepitas, los otros dientes de ajo picados finos y una pizca de sal. La cebolla tardará en pocharse aproximadamente unos 20 minutos. 
    7. Cuando la cebolla esté lista, añadimos las cucharadas de tomate triturado y le damos unas vueltas para que se mezcle todo bien con una cuchara de madera. 
    8. En este momento, agregamos toda la carne de corzo que habremos dorado junto con el líquido del marinado, la ramita de romero y las dos ramitas de tomillo fresco que le darán un toque fresco a hierbas delicioso. Lo removemos todo suavemente y subimos el fuego. 
    9. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego, tapamos la cazuela y guisamos la carne lentamente durante 2 horas aproximadamente.
    10. Mientras se va cocinando el corzo, lo vamos vigilando para que en el caso de que se haya consumido en exceso el caldo podamos añadir un poco más de agua. También lo vamos probando para comprobar cómo está de sal, añadiendo un poco si fuera necesario.
    11. Más o menos cuando falten 15 minutos para que se termine de hacer la carne, prepararemos las patatas. Pelamos las patatas, las cortamos en trozos uniformes para que se hagan al mismo tiempo y echamos a la cazuela donde está la carne, removemos con cuidado y lo terminamos de cocinar todo junto.
    12. Por último, separamos la cazuela del fuego y dejamos que repose durante unos 5 minutos.
    13. Servimos el corzo estofado con un poco de perejil fresco picado por encima.

  • Características

    Comensales: para 8
    Tiempo de elaboración: 150 minutos


SABOR Y SALUD EN TU BANDEJA,
noticias, promociones y consejos

Gracias al boletín mensual de Coosur, podrás recibir en tu propio correo electrónico
toda la actualidad de nuestros productos, consejos de salud, trucos, recetas y promociones exclusivas.
¡Únete a los maestros aceiteros de Coosur!